Revista Granito de Arena.

¡Con cal Horcalsa, los repellos quedan calidad!

cal industrial horcalsa progreso latam repell
El repello cumple la función de proteger las superficies de inclemencias del tiempo como el agua, sol, viento, etc. Para que este tenga una mejor durabilidad se necesitan de ciertas claves que los maestros de obra deben seguir para lograr un resultado excepcional. Cal Horcalsa es un aliado indiscutible para lograr este propósito.

Leonel Saravia, nos cuenta paso a paso cómo hace un repello tradicional con cal Horcalsa, pero antes de ello debemos tener en cuenta que la superficie debe estar limpia.

Para  hacer un repello es necesario que las áreas a repellar estén completamente limpias, verificar que estén picadas las áreas de columnas y soleras que se hayan colado en el proceso constructivo. Una vez retirado el repello anterior, moje la pared usando una manguera; utilice mayor cantidad de agua en paredes hechas de materiales porosos.

Para realizar el mortero se necesitan dos carretadas de arena. Si no cuentan con carreta, el equivalente son seis botes de cinco galones. Un saco de cal Horcalsa tipo especial de 20 kilogramos, un quinto de saco de cemento UGC de Progreso y 32 litros de agua.

El procedimiento

Luego de tener limpia el área se debe picar en las superficies lisas como columnas. Después, se comienza a elaborar la mezcla en donde la arena, la cal y el cemento, deben quedar perfectamente integrados.

En seguida, se agrega el agua hasta comenzar a crear una pasta homogénea que servirá para aplicar en las paredes. Si la  arena se encuentra húmeda, no se deberá utilizar toda el agua.

Cuando ya se tenga la mezcla se coloca de preferencia en una carreta y se comienza a colocar en la pared húmeda de preferencia con una cuchara o llana, calculando un centímetro de espesor. ¡Y listo!, tenemos un repello con calidad Horcalsa.

Horcalsa es calidad

Debido a que la cal debe llenar determinados requerimientos físicos y químicos, se requieren calizas de alta pureza y de un proceso de producción controlado que aseguren un producto de excelente calidad. Todos los procesos anteriormente descritos, son completamente industriales. En los mismos se llevan a cabo estrictos controles de calidad que permiten alcanzar las normas requeridas para la fabricación de cal hidratada. Para ello, se determina el cumplimiento de los requerimientos químicos y de los requerimientos físicos de fineza y retención de agua.

Recuerda

Siempre hay que esperar al menos cuatro horas para aplicar la segunda mano de repello.

Comente