Revista Granito de Arena.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Escuelas de primaria con nueva infraestructura en las aldeas Monte Grande y San Miguel Conacaste

Gracias a la alianza entre los vecinos, la comunidad educativa y sector privado, se logró la construcción de un aula, una cocina, que beneficiará a las comunidades de Monte Grande y San Miguel Conacaste, Sanarate, El Progreso.

Este jueves 17 de diciembre se inauguró la construcción de un aula de 39m2 y de un módulo de gradas para su ingreso, ya que la nueva instalación se ubica en el segundo nivel de la Escuela Primaria Monte Grande, en Sanarate, El Progreso.

Con el objetivo de contribuir con nuevos espacios para la comodidad de los estudiantes, esta obra beneficia directamente a 200 vecinos e indirectamente a 1,200 personas.

El proyecto se desarrolló en alianza con el Consejo Comunitario de Desarrollo de aldea Monte Grande, padres de familia, autoridades educativas, HSE Constructores y Cementos Progreso.

Cocina beneficiará a estudiantes

Los alumnos de la escuela primaria de la aldea San Miguel Conacaste, Sanarate, El Progreso, contarán con una cocina de 80 m2 que será empleada para la preparación de alimentos y servicio de refacción escolar para las jornadas matutina y vespertina del plantel. Con esto se beneficiará a 280 personas directamente y 3,000 percibirán los beneficios de la obra de forma indirecta.

La nueva cocina cuenta con una bahía central, dos bodegas para alimentos y utensilios, dos estaciones de lavatrastos e igual número de estaciones con hornilla ahorradora, así como un área para el servicio de refacción escolar. También se colocaron 80 m2 de piso, se le brindó mantenimiento a la estructura del techo, entre otros trabajos.

El resultado alcanzado en ambas escuelas, es el resultado de la unión y el trabajo en equipo entre las comunidades y las empresas involucradas. “Nos emociona ver cuántas personas se sumaron a los distintos proyectos porque con este tipo de iniciativas seguimos construyendo juntos el país donde queremos vivir”, comentó Francisco Sandoval, gerente de Planta San Miguel.

La construcción de la cocina fue posible gracias al trabajo en conjunto que integró al Consejo Comunitario de Desarrollo de aldea San Miguel Conacaste, vecinos, autoridades educativas, HSE Constructores y Cementos Progreso.

Comente