Revista Granito de Arena.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Tecnología para mejorar los caminos rurales

Tecnología para mejorar los caminos rurales Cementos Progreso Guatemala
Entre las ventajas que el producto tiene podemos mencionar:

  • Mejora la capacidad de los suelos
  • Disminuye o elimina la susceptibilidad de los suelos al agua
  • El suelo estabilizado con Terraforte es durable ante efectos de erosión y fatiga
  • Aumenta plazos de trabajabilidad por su bajo calor de hidratación.
  • Disminuye la huella de CO2 por su bajo contenido de clinker por el uso de adiciones minerales.
Transitar en una carretera sin asfalto es una experiencia que todos queremos evitar, pues los riesgos y la exposición a fallas mecánicas de los automóviles aumentan drásticamente. La red vial de Guatemala cuenta con tan solo 44 por ciento de carreteras pavimentadas, cifra que muestra las enormes necesidades que existen para mejorar los caminos rurales.
Los retos para mejorar las condiciones de la red vial en Guatemala son muchos. Cifras del Banco Mundial, dan cuenta que nuestro país tiene tan solo 16 mil 457 kilómetros de carreteras y de ellas, menos de la mitad se encuentran pavimentadas.

Esto supone un enorme reto para las autoridades, particularmente en la planificación de nuevas carreteras y en el mantenimiento de una red vial de terracería, de la cual, depende más del 60 por ciento de la población para movilizarse y trasladar sus mercaderías.

Tecnología para los caminos difíciles

La investigación y el ímpetu por desarrollar mejores soluciones, llevó a Horcalsa crear un un producto para ser utilizado en los caminos de terracería con resultados impecables.

Terraforte, es el estabilizador y mejorador de suelos que también puede usarse en pavimentos rurales de alto desempeño, acceso a viviendas, fincas, parqueos, accesos y vías provisionales para obras en construcción, así como caminos industriales provisionales, plataformas para armado de estructuras y pisos de viviendas rurales.
Este producto, 100 por ciento guatemalteco, se vende en presentaciones de 40 kilos (88 libras) y es uno de los principales aliados para el mantenimiento de la red vial del país y de las comunidades que se benefician con mejores vías de acceso.

Además de mejorar la rapidez de los traslados, los caminos son más eficientes, hay menos polvo, menores complicaciones en el invierno y mayor acceso para generar bienestar para la mayoría de la población.

Comente