Revista Granito de Arena.

Tu proyecto y la conexión con Tommy Dougherty

podcast con el presidente de la junta directiva de progreso Tommy Dougherty
En “Crece o muere”, un podcast dedicado a las ventas, emprendedores y los negocios en general, el presidente de la junta directiva de Progreso Tommy Dougherty, habla sin rodeos de los retos y las enormes distancias que hay que recorrer para ser una empresa llamada “Progreso”.

“Los cimientos de una empresa no son los recursos ni el capital de una empresa. Son los valores”. Con estas poderosas palabras, Tommy Dougherty inicia su intervención en esta charla  y explica  que cualidades hacen a una empresa grande o pequeña.

Y es que el presidente de la junta directiva de Progreso, tiene más de 32 años de entender y construir la marca Progreso. “Hay que destruir los mitos. Progreso no nació como una empresa grande. En sus orígenes fue una Pyme y su fundador quebró dos veces antes de obtener algún redito, tuvieron que pasar 17 años para que eso fuera una realidad”.

Consciente de que una cultura organizacional fuerte hace a las empresas eficientes, asegura que el servicio, la eficiencia en los procesos y sobre todo la búsqueda constante del bienestar, tanto para los colaboradores como para los clientes es una fórmula ganadora para ser una empresa reconocida y responsable.

“La cultura organizacional es el resultado de una serie de aspectos que tienen que ver con la cadena de valor de la empresa. Nosotros en primera instancia buscamos el bienestar y gracias a eso, los colaboradores son representantes de toda la organización. Son parte de la familia Progreso y viven los valores de la empresa en su vida cotidiana”.

Aprender de los errores

Los errores son necesarios para entender, aprender y comprender nuevos caminos. Tommy sabe perfectamente que las grandes empresas también los comenten, y lejos de provocar frustración deben ser momentos disruptivos para crecer.

“La consideración humana es fundamental para hacer de los errores una fuente de aprendizaje. Hay que entender que no vamos a tener resultados distintos haciendo lo mismo. Es en este momento cuando los errores se convierten en un verdadero parteaguas en nuestras vidas y en las vidas de las empresas”.

Y es que al final de cuentas, él sabe que lo único constante en la vida es el cambio y las personas que no se adaptan difícilmente pueden sobrevivir en un mundo donde todos los días existen innovaciones de todo tipo y en todos los campos.

“Es importante que los emprendedores y empresarios, tengan paciencia pero aprendan de sus errores. A veces las cosas no llegan cuando más las deseamos pero sin lugar a dudas, la persistencia es necesaria para lograr los sueños”.

La frase:

“Los cimientos de una empresa no son los recursos ni el capital de una empresa. Son los valores”

Comente