Una cultura empresarial positiva

Podemos definir la cultura de una organización como la suma de creencias, normas, actitudes, valores, supuestos y formas de llevar a cabo las cosas compartidas por los miembros de una organización y que se enseñan a los nuevos miembros. En Progreso, hemos creado una cultura única con una identidad que forma a los colaboradores como embajadores de la empresa.