Revista Granito de Arena.

¿Cuáles son los principales retos de la industria de la construcción en la actualidad?

Cuáles son los principales retos de la industria de la construcción en la actualidad cempro cementos progresos guatemala

La situación de Guatemala

Según Astrid Pellecer de Mixto Listo, la industria ha sido afectada particularmente en la zona metropolitana del país. “El sector informal de la construcción que representa casi el 70 por ciento de todo el mercado en Guatemala nunca se detuvo. Esto por la misma necesidad de las personas de generar ingresos. Este fenómeno nos llevó a pensar que el reto es trabajar de la mano con las autoridades para realizar viviendas asequibles, mejorar la infraestructura del país y crear un marco regulatorio moderno y eficiente”.


La cifra
Solo en Guatemala, las estimaciones del Banco de Guatemala dan cuenta que el sector de la construcción caerá en un cinco por ciento durante 2020.


El dato
La región ha tenido una reducción significativa en las plantillas de trabajo. Estimaciones dan cuenta que alrededor del 35 por ciento de las plantillas operativas se han reducido.



Las acciones

La búsqueda de fondos será uno de los principales retos. De la mano con los gobiernos, se deben generar condiciones apropiadas de confianza para la inversión, desarrollo de tecnología y desarrollo de protocolos efectivos de bioseguridad.

La crisis provocada por la pandemia del Covid-19 ha afectado de manera directa al sector de la construcción y plantea dudas a corto y medio plazo para las empresas y los gobiernos.

Aunque el panorama es complejo, el liderazgo, la innovación, los controles sanitarios y las alianzas público privadas, serán vitales para reactivar la industria en una nueva normalidad, según los expertos.

El impacto súbito y generalizado de la pandemia del coronavirus y las medidas de mitigación y confinamiento que se adoptaron para contenerla han ocasionado una drástica contracción de la economía mundial, que, según las previsiones del Banco Mundial, (BM) se reducirá un 5.2 por ciento este año.

El sector de la construcción, uno de los principales generadores de inversión y empleo en el mundo, ha sido de los más golpeados y según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en la región, más del 35 por ciento de los empleos que la industria genera se perdieron, y en en algunas economías como Brasil, esta reducción llegó al 75 por ciento los primeros dos meses de pandemia.

Ante este panorama de incertidumbre, distintos expertos discutieron en los foros de “Expo Construir Latam 2020”, para generar ideas y debate sobre los mecanismos que se deben emplear y los retos que la construcción enfrentará en la etapa post Covid-19.

Realidades diversas, mismas soluciones

Ricardo Pareja, representante de la federación Interamericana del Cemento, aseguró que el escenario para la industria es complejo y las empresas deben comprender y responder a las nuevas necesidades que han surgido como consecuencia de la expansión del virus.


“Si las empresas logran entender las nuevas necesidades y se involucran responsablemente, se pueden recuperar muchos de los espacios y las oportunidades que se perdieron en estos cuatro meses”.

La realidad de la industria de la construcción es diversa y los distintos gobiernos y empresas, analizan los escenarios posibles. “Las realidades en nuestros países son diversas pero en definitiva, la elaboración de protocolos, el uso de la tecnología y un ambiente de confianza entre industrias y autoridades serán soluciones que todos aplicaremos”, indicó el experto chileno.

Y es que según la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción (FIIC), las principales medidas tomadas por la industria para enfrentar esta pandemia, han sido resguardar la seguridad de los trabajadores en las obras, diseñando y aplicando con responsabilidad protocolos sanitarios para no poner en riesgo la salud de los trabajadores.

Grandes compañías han buscado declarar la construcción como actividad esencial, dada la importancia de la construcción para la actividad económica y para resguardar las fuentes de trabajo de las personas.

En relación a los aspectos sanitarios, la FIIC asegura que los países han pretendido mantener el sector en funcionamiento, dando garantías mediante la aplicación de protocolos tanto para prevenir las paralizaciones como para una pronta reactivación del sector.

Oportunidades en alianzas público privadas

Las alianzas entre el sector público y privado son absolutamente necesarias para activar la industria. Astrid Pellecer, gerente de la unidad de concreto de Mixto Listo, mencionó que generar procesos de confianza con el sector público, legislación adecuada para facilitar la llegada de inversión y diseñar planes de infraestructura eficientes y participativos es urgente.

“En Guatemala tenemos el reto de empujar la aprobación de una ley de infraestructura para facilitar la inversión en vivienda asequible y fortalecer con ello la infraestructura para el país”.

La experta señaló, que es fundamental un profundo análisis de las realidades que afronta el sector para cambiar su modelo de gestión y de trabajo. “Nosotros vemos una fuerte oportunidad en el sector de vivienda atendiendo las necesidades de las personas que conforman la base de la pirámide pero además, en la creación de centros logísticos para la distribución de productos o servicios”.

Las políticas fiscales eficientes para generar oportunidades, serán de los mayores retos que se deberán afrontar de la mano con los gobiernos.

En ese sentido, las cámaras de la construcción latinoamericanas han manifestado su interés por fortalecer las relaciones con las autoridades para buscar recursos y activar definitivamente la industria con creatividad.

Bioseguridad y tecnología

La industria de la construcción debe pensar en el uso de tecnología para mejorar los procesos y las prácticas de bioseguridad. José Baez, director de proyectos de la Compañía Constructora Dominicana, mencionó que los protocolos de bioseguridad, deben ser eficientes, estrictos y el uso de la tecnología obligatorio.

“Se debe trabajar en la pre construcción como elemento para mejorar los procesos. Esto debe ser acompañado con protocolos de bioseguridad estrictos y ambientes seguros, apoyándonos en la tecnología para todo. Desde el uso adecuado de los recursos, hasta la regulación de los espacios compartidos de los trabajadores por ejemplo”.

La industria está afectada por tiempos y sobrecostos. En promedio la región tienen atrasos entre dos y cuatro meses y los sobrecostos por la implementación de protocolos sanitarios son retos visibles que se afrontan en este preciso momento.

Los expertos coinciden en que la construcción tiene que reinventarse. La oportunidad de un nuevo comienzo es única y se debe afrontar con liderazgo, innovación y entendimiento social.

Comente