Revista Granito de Arena.

La lectura como habilitador del liderazgo organizacional

La lectura como habilitador del liderazgo organizacional portada cementos progreso guatemala cempro

Libros como faros de luz

Estas son algunas de las lecturas de los últimos tres años, a la fecha a través del comité de servicio los líderes de Progreso  han leído uno 40 libros en promedio:

  • El poder de los hábitos de Charles Duhigg
  • El líder inspirador de Scott K. Edinger, Joseph Folkman y John H. Zenger.
  • La estratégia del océano Azul de Renée Mauborgne y W. Chan Kim.
  • El obstáculo es el camino: El arte inmemorial de convertir las pruebas en triunfo de Ryan Holiday.
Leer es uno de los hábitos más enriquecedores que una persona puede adoptar.

Diferentes investigaciones demuestran que el hábito de la lectura permite mantenerse alerta, ser más creativo y más social.  La lectura introduce la mente a otra forma de pensar. Se mantiene el cerebro activo y flexible para hacer frente incluso a los problemas más desafiantes.

Las personas que leen de forma regular, mejoran sus habilidades intelectuales, especialmente las relacionadas con el razonamiento y la solución de problemas, cualidades que los convierten en mejores líderes.

Y es que, cuando un lector se adentra en una nueva historia, su mente imagina diferentes argumentos y resoluciones para las situaciones que se encuentra a medida que avanzan las páginas. Este ejercicio constante de reacción a los acontecimientos que van descubriendo es un valor muy importante en las funciones de liderazgo.

En Progreso, se han desarrollado mecanismos para promover  tiempos de lectura dentro de la organización  y mejorar con ello el conocimiento y el desarrollo de soluciones para múltiples retos que los equipos enfrentan de manera constante.

Leer para comprender el mundo

El Comité de Servicio de Cementos Progreso, impulsa desde hace tres años, un programa permanente de lectura donde sus integrantes,  tienen la responsabilidad de leer un libro al mes y luego compartir comentarios y observaciones.

Este programa, fomenta la lectura como un hábito que impulsa y facilita el liderazgo dentro del grupo. Uno de los objetivos principales del comité es impulsar y definir los estándares de servicio al cliente de la empresa y formar una mentalidad crítica y analítica en todos los colaboradores de Progreso.

Rita Donis, gerente de administración de conocimiento, asegura que las lecturas han sido determinantes para mejorar su liderazgo. “Las lecturas nos ayudan a reflexionar sobre  situaciones particulares a las que nos enfrentamos”

A través de cada libro he podido identificar aquellos aspectos donde tengo una oportunidad de mejora.

Miguel Marroquín Gerente de TI Canales considera que el liderazgo es un proceso constante de aprendizaje y autoformación. Destaca que a través de la lectura propositiva y el intercambio de ideas se pueden  hacer grandes cambios “al reconocer que la verdad absoluta no existe y que cada tema tiene distintos puntos de vista “

Leer es un acto de humildad.

Por su parte,  Mauricio Castillo Gerente de Sacos del Atlántico expresa, a los objetivos de servicio de los distintos negocios de Progreso. Además he tenido  la oportunidad de recomendar algunos libros a mis reportes, para contribuir con su desarrollo.

Participar en el Comité de Servicio y leer con disciplina cada uno de los libros que nos han asignado me ha permitido ampliar conocimiento  y  alinear mi liderazgo.

Otto Melgar Gerente de Renova comenta: Ha sido una gran experiencia, hemos leído sobre temas de liderazgo, gestión empresarial, innovación, crecimiento personal; esto es una gran palanca para mejorar como líderes Progreso.

Fortalecer el hábito de la lectura, ha sido muy positivo ya que nos permite ser facilitadores de la ejecución estratégica y referentes para la motivación de nuestros equipos.

Tips para mejorar la compresión

El centro de lectura de la Universidad de Internacional de Valencia, recomienda realizar actividades para entrenar y desarrollar el hábito de la lectura. A continuación, presentamos algunos tips que serán de gran beneficio para mejorar el hábito y la técnica.

La concentración es vital:

Según investigadores en neurociencia, la concentración, en realidad, tiene dos partes. No solo es el acto de centrarse en lo que estamos haciendo sino en la eliminación del resto de elementos que nos puedan perturbar. En este caso, será “apagar” cualquier cosa de nuestro entorno, para concentrar toda nuestra atención en la lectura.

Ojos hábiles:

Mejorar la agudeza y habilidades visuales es uno de los principios de la velocidad lectora. Hay que tratar de aumentar el campo de visión y mover los ojos con inteligencia. El objetivo es reducir el movimiento de los ojos, uno de los enemigos de una lectura rápida. Leer en alto también reduce la velocidad, nuestro cerebro es más rápido que la lengua.

Comprender para aprender:

La comprensión es el propósito natural de una lectura eficaz. Si no comprendemos lo que leemos el resto no servirá de nada. Cada texto presentará un nivel de dificultad en función de su contenido, más técnico o especializado. Esto nos obligará a dominar un mayor vocabulario o a tener mayores capacidades para enfrentarse a estructuras de frases más complejas.

En ocasiones puede ser necesario tomar apuntes o hacer esquemas paralelos a la lectura. Ante textos especialmente difíciles el mejor consejo es lograr la mayor empatía con el contenido. O, dicho de otro modo, leer con ganas.

Tener una buena memoria es especialmente importante para acumular significados y poder evocar conocimientos previos que podemos necesitar después. La capacidad productiva mejora con la habilidad lectora. Entre otras cosas, permite:

  • Desarrollar mejor las tareas.
  • Comprender y manejar más eficientemente la documentación que se nos presenta.
  • Centrar mejor los objetivos y saber priorizar los proyectos en función de su contenido.
  • Gestionar el tiempo para lograr unos resultados óptimos.

Comente