Revista Granito de Arena.

Las legumbres, pequeñas grandes aliadas para alcanzar la seguridad alimentaria

dia mundial de las legumbres Progreso Guatemala
Su cultivo es fundamental para afrontar los desafíos de la pobreza, la salud, la nutrición, los suelos y el medio ambiente, contribuyendo así a realizar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Las legumbres son las semillas comestibles de las plantas leguminosas que se cosechan para ser consumidas. Los frijoles, las lentejas, el ejote y los guisantes son los tipos de legumbres más comúnmente conocidos y consumidos.

Están presentes en las distintas gastronomías de todo el mundo, contienen muchos nutrientes y son una fuente ideal de proteína, en particular en regiones donde la carne y los lácteos no son muy accesibles, ya sea física o económicamente. Las legumbres son, además, bajas en grasa y ricas en fibra, lo que hace que puedan reducir el colesterol y ayudar a controlar el azúcar en sangre.

Para los agricultores, las legumbres son un cultivo muy beneficioso porque pueden venderlas y consumirlas, lo que les ayuda a mantener la seguridad alimentaria de sus hogares, al mismo tiempo que genera estabilidad económica.

Tal ha sido el caso del proyecto “Emprendimiento agrícola para la exportación de vegetales”, implementado en Finca El Pilar mediante una alianza con San Juan Agroexport. El objetivo es fomentar la siembra de productos para ser enviados a mercados internacionales.

El ejote fue el primer cultivo que se implementó en este modelo, el cual benefició a muchas familias agricultoras de San Juan Sacatepéquez, brindando oportunidades de ocupación y alianzas con los pequeños agricultores.

Los agricultores reciben apoyo con tecnología de riego por goteo y fertilizante. Además, este proyecto benefició a 30 personas con trabajo temporal, de las cuales la mayoría fueron mujeres que participaron en el corte del ejote.

cultivo legumbres progreso guatemala

Muchas razones para comer legumbres

Tienen la capacidad de fijar el nitrógeno atmosférico en los suelos, lo que mejora la fertilidad del suelo, y por tanto, aumenta la productividad de las tierras de cultivo. Asimismo, usando legumbres para los cultivos intercalados y de cobertura, los agricultores pueden promover la biodiversidad agrícola y del suelo, manteniendo a raya las plagas y enfermedades nocivas.

Aunque no lo parezca, el cultivo de legumbres puede contribuir a la mitigación del cambio climático, reduciendo la dependencia de los fertilizantes sintéticos utilizados para aportar nitrógeno al suelo. Durante la fabricación y aplicación de estos fertilizantes se liberan gases de efecto invernadero y su uso excesivo puede ser perjudicial para el medio ambiente.

Tres razones para enamorarse de las legumbres

  • En su estado natural las legumbres son bajas en grasas y no tienen colesterol, lo que puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Las legumbres también son bajas en sodio.
  • Son una fuente excelente de proteínas de origen vegetal. Sorprendentemente, 100 gramos de lentejas crudas contienen una cantidad nada despreciable de 25 gramos de proteínas.

El dato:

En 2019, la Asamblea General de la ONU proclamó el 10 de febrero como el Día Mundial de las Legumbres, en su resolución se argumenta su importancia para la contribución a los sistemas alimentarios sostenibles y en general, a luchar contra el hambre en todo el mundo.

Comente