Revista Granito de Arena.

Acompáñame a crecer, un programa para apoyar a 200 mil niños, de la primera infancia

Fundación Carlos F. Novella se suma a iniciativa interinstitucional que busca propiciar el desarrollo temprano de la niñez para contribuir a la reducción de la desnutrición y al desarrollo integral en la etapa mas importante de la vida de los niños guatemaltecos.

El programa ACOMPÁÑAME A CRECER busca facilitar acceso a las familias, a estrategias de estimulación, y patrones de crianza  por medio de la participacion de las comunidades en los Centros Comunitarios de Desarrollo Infantil Temprano (CECODIT),  para que se  mejoren los entornos del desarrollo integral. Además, se busca  generar  mejores oportunidades   de acceso a la salud, alimentos y mejores prácticas alimentarias para la atención integral de los niños y niñas.

Con los centros buscan incidir en la reducción de la desnutrición crónica en el país a partir de la educación integral de los padres de familia en el desarrollo infantil temprano. De esta manera se propicia en las familias una alimentación oportuna y de calidad que contribuya con un estado nutricional favorable para el desarrollo y crecimiento de los niños.

Como parte de la Cruzada Nacional por la Nutrición, el programa Acompáñame a crecer busca atender a 200 mil niños y niñas de 0 a 4 años para que crezcan con la plenitud de sus capacidades.

El programa contará con el apoyo económico, entre otros, de la Unión Europea, la asociación Alianza por la Nutrición, la Fundación Carlos F. Novella y el trabajo interinstitucional de los siguientes Ministerios:

  • Ministerio de Salud.
  • Ministerio de Desarrollo Social.
  • Ministerio de Agricultura.
  • Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales. 

La firma del acuerdo gubernativo para la creación de este programa se realizó el 15 de diciembre, durante una ceremonia realizada en el el Patio de La Paz del Palacio Nacional de la Cultura.

La cifra

Según información de la Alianza por la Nutrición, en Guatemala, uno de cada dos niños sufre de desnutrición crónica, situación que se agrava en territorios rurales indígenas, donde en algunos municipios se registra siete de cada 10 niños en esa situación.

De acuerdo al impacto del Covid-19 y las tormentas ETA-IOTA, el área del corredor seco, ha sido una de las más afectadas en temas de pérdida de cultivos, trabajo e ingresos, por lo que, la  agudización de la desnutrición y pobreza extrema tiene ya un repunte desalentador.

Comente