Revista Granito de Arena.

Agrobosques: 35 años sembrando para la vida

Uno de los objetivos principales del programa es crear Bosques energéticos.

Cementos Progreso asumió como parte de su política de responsabilidad social conservar el medio ambiente. Desde 1930, la empresa ha realizado procesos de reforestación y en 1985 fundó el programa de reforestación Agrobosques.

El uso de especies endémicas de los lugares reforestados es esencial para el programa, pues permite  reducir el impacto ambiental en el cuidado y uso de los árboles.

El programa trabaja en tres ejes fundamentales

Reforestación:

El programa cuenta con dos viveros que tienen una capacidad de producir dos millones de plantas al año. En estos lugares se producen plantas endémicas, árboles madereros y frutales.

Educación Ambiental:

Con el Reforestamovil, el equipo de educadores y capacitadores se moviliza a centros de estudio y lugares comunitarios para informar sobre la importancia de los bosques y los ecosistemas locales.

Fijación de Carbono:

Además de la recuperación de cobertura vegetal y la protección de fuentes de agua, los programas de reforestación han producido 27 millones 350 mil árboles, con lo que se contribuye en la fijación del carbono (CO2) atmosférico en sus troncos y hojas.

Desde sus inicios Cementos Progreso ha trabajado por la conservación, promoción y resguardo del medio ambiente. El aporte ambiental de Agrobosques durante 35 años demuestra el enfoque de sostenibilidad que ejerce la empresa.  Desde 1985  se crea un programa de reforestación en el cual se ha sembrado hasta la fecha más de 27 millones de árboles.

“Uno de los objetivos principales del programa es crear Bosques energéticos, para manejar de forma racional la madera como fuente de energía renovable.”

Comente