Revista Granito de Arena

Amado Godínez: 40 años de ser y de crecer en Progreso

Crecer a nivel laboral es una de las mayores aspiraciones en la mayoría de los seres humanos. Pocas cosas cambian la vida tanto, como aprender algo nuevo y poder aplicarlo en un lugar donde tus ideas, esfuerzos y sueños son bienvenidos. Este es el caso de Amado Godínez, que recientemente cumplió 40 años de laborar en Progreso. ¡Acompáñanos a conocer su historia!

El pasado 22 de enero Amado Godínez, jefe de centro de soluciones TI de Cementos Progreso, cumplió con uno de los sueños más importantes de su carrera. Con esfuerzo, valor y mucho entusiasmo cumplió 40 años de laborar en Progreso, una vida dedicada por completo a brindar soluciones y buscar la excelencia.

En 1982, Amado ingresó a la empresa con entusiasmo y con mucha ilusión. “Mi primer día en Progreso fue inolvidable. El horno cuatro en La Pedrera estaba en mantenimiento y trabajé en la limpieza de este, retirando ripio, además de ingresar ladrillo refractario para que fuera sustituido”, aseguró.

Desde ese momento y con pasos firmes, Amado se convirtió en parte de la familia de Progreso y uno de los colaboradores más entusiastas y solidarios. Parte de sus metas en ese entonces era poder crecer profesionalmente, sin imaginar que esos espacios laborales, se convertirían en su segundo hogar.

De peón a jefe de servicio

Una de las mayores virtudes de las empresas es priorizar al ser humano como el centro de sus acciones. Amado Godínez llegó a Cementos Progreso laborando como peón de Cuadrilla con un tercero básico aprobado.

“En ese entonces, no había logrado graduarme de nivel medio por situaciones adversas en lo personal y familiar, pero siempre lo he afirmado y nunca me avergoncé de mis inicios, ya que hoy puedo decir con la bendición de Dios he progresado.”, nos comentó.

Y es que, laborando de obrero, Amado realizó los trabajos más duros y pesados que nunca imaginó realizar, sin embargo, unos meses después fue invitado a ser encargado de mantenimiento en las oficinas administrativas como conserje.

“Una de mis tareas era servir el café a todos los que trabajan en las oficinas, mantener limpios los espacios y en general, hacer que todo funcionara con normalidad. Mucha gente podrá decir que no era un gran trabajo, pero hacerlo con amor fue la clave de las cosas buenas que llegaron después”, relata.

En esa época, comenzó a estudiar programación (Cobol) y esta nueva habilidad, le permitió trabajar en los primeros sistemas en Ventas (CEPESA). En febrero de 1990, ingresó formalmente al primer equipo de tecnología de Progreso TI, dicho departamento cumplirá 32 años de innovar y desarrollar soluciones para la empresa.

Al preguntarle sobre los valores que aprendió en Progreso, Amado no duda un segundo en decir que han sido muchos “La solidaridad, disciplina, compromiso, ética, son solo algunas de las cosas importantes que ha aprendido en la gran familia Progreso y que hoy por hoy nos mantienen como una empresa ética y responsable”.

Motivar y servir

Amado Godínez y su esposa quieren dedicar tiempo para servir a la comunidad. Desde hace varios años comenzó a escribir mensajes motivacionales con el propósito de alentar a las nuevas generaciones. “Es importante que aprendamos a motivar a las personas que por alguna razón u otra han perdido la esperanza. Además, con mi esposa queremos motivar a los matrimonios con pláticas para que no pierdan la fe en momento difíciles”.

Un futuro prometedor

El plan de retiro para Amado está en marcha. Luego de formar un hogar con dos hijos que ya son profesionales, tener un matrimonio de más de 30 años, los planes son ahora servir de forma distinta a la sociedad y poder disfrutar de la compañía de su esposa y sus hijos y futuros nietos.

“Quiero dar gracias a Dios por la vida, la salud, por su gracia, su misericordia y su amor para mí y mi familia. A Cementos Progreso por los años de bendición y por todas las oportunidades que forjaron mi desarrollo personal y por último agradecer a mis compañeros que han sido parte vital e importante en la historia de mi vida laboral, gracias por esa amistad y aprecio”.

El dato

Amado Godínez obtuvo su  licenciatura en Administración y Tecnología en la Universidad Francisco Marroquín.

Comente