Revista Granito de Arena.

Las águilas de oro vuelan ahora en el ciberespacio

las-aguilas-de-oro-vuelan-ahora-en-el-ciberespacio Cempro cementos progreso fundacion
Las Águilas de oro representan la sabiduría y el esfuerzo del trabajo bien hecho. Son un grupo de jubilados que mantiene vivo el espíritu de colaboración y servicio que se vive en Progreso.
Ninguna situación sanitaria ha podido detener el trabajo y el ímpetu de “Las águilas de oro”, el grupo de jubilados Progreso que ahora utiliza los recursos tecnológicos que internet ofrece para organizarse y continuar con sus actividades de formación y capacitación.
Es común creer que las personas de la tercera edad ya no tienen interés en las nuevas tecnologías, la conectividad y el internet. Sin embargo, “Las águilas de oro” han demostrado todo lo contrario al continuar sus reuniones y actividades utilizando redes sociales y aplicaciones.

Adolfo Morales, quien durante 25 años laboró en Progreso como jefe de bodega, es el actual presidente de la asociación y comentó que el grupo siempre ha mostrado entusiasmo y alegría. “Sabemos que la situación nos obliga a resguardarnos como personas de la tercera edad, pero no tenemos límites y ahora hemos logrado trasladar nuestras actividades al plano virtual, utilizando principalmente Whatsapp y recientemente Zoom, para formarnos y no perder la comunicación”.

La asociación recientemente realizó su primera reunión formal en Zoom, donde más de 20 integrantes tuvieron la oportunidad de verse, interactuar y compartir.

No hay imposibles

Con ayuda de los nietos, hijos y familiares cercanos, los integrantes de “Las águilas de oro”, se han actualizado para descargar aplicaciones y poder utilizarlas. “Hemos aprendido mucho sobre tecnología en estos meses y, lo más importante, hemos mantenido la alegría de sabernos cerca”, indicó Adolfo Morales.

Para Lissette Carrillo, trabajadora social de Progreso, la experiencia de compartir esta nueva etapa con el grupo de jubilados ha sido enriquecedora y única. “Ellos han mostrado tanto interés en el uso de las herramientas digitales que han sorprendido a todo el grupo de colaboradores que los apoya”.

Carrillo aseguró que los esfuerzos que muchos han realizado para mantenerse conectados es valioso y han demostrado que nunca se deja de aprender.

Las Águilas de oro se reúnen una vez al mes y, desde el mes de junio, lo hacen en la plataforma Zoom. “El desarrollo humano, la salud mental y emocional son fundamentales y grupos como Las águilas de oro, son importantes para sobrellevar esta nueva normalidad”, aseguró Carrillo.

Innovación en los talleres para “Las águilas de oro”

Como resultado de la innovación y el compromiso, el equipo del área social de Progreso acompaña al grupo de jubilados con diversas actividades.

Desde el mes de abril, las actividades se realizan vía whatsapp. El primer taller que recibieron fue sobre el cuidado de plantas y jardines, a cargo de Rigoberto Mus. La presentación fue enviada por medio de la red social y tuvo mucha aceptación.

En mayo se trabajó sobre alimentación, nutrición y cuidados de la salud, a cargo de Sidey Castillo, utilizando esta vez, un video que todos los asociados recibieron en sus teléfonos móviles.

En junio, se trabajó un taller de acuarelas artesanales a cargo de Carmelita Barrientos, con el apoyo de recursos audiovisuales.

Para agosto se planificó un taller sobre el manejo del estrés, en el cual podrán resolver dudas utilizando la aplicación para comunicarse con los expertos.

En septiembre, las águilas volarán al pasado para repasar la “Historia de Progreso”, con el apoyo del personal del Museo Carlos F. Novella.

Comente