Revista Granito de Arena.

Sacos del Atlántico lidera la reforestación en la sierra de Las Minas

Tres mil árboles se entregaron a las autoridades de Usumatlán en el departamento de Zacapa.



Los árboles de Pino Maximinoi, Pino Oocarpa y Ciprés, fueron entregados en membranas biodegradables, amigables con el ambiente.
Sacos del Atlántico S.A, inició uno de los proyectos más ambiciosos para la recuperación de la sierra de Las Minas, con la donación de tres mil árboles para reforestar zonas dañadas por incendios forestales.
Los árboles fueron entregados a las autoridades de la municipalidad de Usumatlán en Zacapa, para iniciar con la reforestación de estas zonas que se encuentran en diversos espacios que ocupa el municipio.

En total, son tres mil árboles de Pino Maximinoi, Pino Oocarpa y Ciprés, especies endémicas del lugar los que serán plantados por empleados municipales, comunitarios y estudiantes de la región, con el apoyo de Agrobosques que dará seguimiento técnico al proceso.

Los árboles fueron entregados en membranas biodegradables para evitar que las cuencas de los ríos y la fertilidad de la tierra se vea afectada por plásticos y otros materiales que no son amigables con el ambiente.

Con este esfuerzo, la empresa pretende instalar todo un programa que durante los próximos cinco años, buscará reforestar alrededor de 43 caballerías que se encuentran en grave peligro de erosión con tres millones de árboles.

Para Sacos del Atlántico, liderar este proceso tan importante de reforestación es de vital importancia para motivar a más empresas para que se involucren en el cuidado del ambiente.

La biodiversidad en la Sierra De Las Minas

La sierra de “Las Minas” es una joya de la biodiversidad debido a su amplia variedad de elevaciones, que van desde 10 hasta 3 mil metros sobre el nivel del mar. En esta cadena montañosa nacen más de 63 ríos, un recurso particularmente importante para los valles secos de la región.

Esta reserva es hogar de al menos 885 especies de aves, mamíferos, anfibios y reptiles. Cubre un área de dos mil 426 kilómetros cuadrados y es considerada por expertos de las principales universidades del país como un banco de semillas insustituible para reforestación y agroforestería en los trópicos.

Comente