Revista Granito de Arena.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Trabajando juntos en la construcción de obras y de un legado familiar

legado familiar y pilar del desarrollo cempro progreso guatemala
Al hacer un recorrido, Damián Cabrera y Rubén Campos observan detenidamente la obra en la que trabajaron juntos. Vienen a su memoria casi tres décadas de labor en el que además de una edificación, construyeron por el desarrollo y un legado familiar.

La inspiración de Damián Cabrera es su familia y su país. “Quisiera que mis hijos puedan seguir y superar mi legado”, asegura. En sus inicios recuerda que comenzó a trabajar en Progreso para proyectos importantes como la construcción de centros comerciales y edificios grandes.

Con capacitaciones han conseguido conocer conceptos técnicos necesarias para la construcción y procesos que se han ido innovando. Pero además de sumar experiencia, creció en ellos el valor del compañerismo y apoyo mutuo. Sus ideales son similares y se identificaron mientras trabajan en equipo, esto desde hace 28 años.

Trabajando desde los 18 años

Rubén Campos lo identifica así: “nosotros como padres queremos que nuestros hijos al ver nuestro ejemplo, tomen lo bueno”.

Para Rubén el aprendizaje en su campo no tiene límite. “Día con día se aprendemos en la construcción. Cuando empezamos una obra hay responsabilidad en cada uno de nosotros como constructores”, asegura.

Ambos han trabajado juntos desde que tenían 18 años, según cuentan. Y están agradecidos de lo que es para ellos la oportunidad de crecimiento, de capacitación y de apoyo.

Un ejemplo de Progreso

Para Progreso el trabajo de ambos ha labrado el camino de otros profesionales de la construcción. Creando además aportes en la industria de construcción hacia la sostenibilidad y trabajo en unión que nos identifican.

Comente